jueves, 3 de agosto de 2017

Quien a hierro mata, a hierro muere

.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

mariannavarro.net.Refranes
Cada quién es responsable de sus actos, y aunque viendo ciertas situaciones resulte inexplicable que algunos personajes puedan seguir donde y como están, refranes como éste acaban cumpliéndose  en un elevado tanto por ciento.
 
En su origen, está tomado, una vez más, de un pasaje bíblico en el que Jesucristo recrimina con esta sentencia a San Pedro, que ha dejado sin oreja al judío Malco, y fue transmitido después a través del latín Qui in gladio occiderit, gladio peribit. El aforismo asegura que la persona violenta, la que mata a hierro (espada o 'arma blanca') es seguro que morirá también violentamente.
 
De ahí  ha pasado al lenguaje general para indicar lo mismo que "donde las dan, las toman" (es decir, recibirás lo que des) y "quien con fuego juega, se acaba quemando"

.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

  Ejercicio propuesto.

¿Buscamos ejemplos en la literatura y en la Historia y comprobamos si se cumple o no?
Un personaje que así vivió y murió fue quien dijo:

"Llamé al cielo y no me oyó
y pues sus puertas me cierra,
de mis pasos en la tierra
responda el Cielo, no yo

¿Sabes quién fue?

jueves, 20 de julio de 2017

¡Que viene el coco!



Quien más, quién menos , muchos de nosotros nos hemos dormido con esta nana:

Duérmete niño, duérmete ya, que viene el Coco y te comerá... o

Duérmete, niño, que viene el Coco, y se come a los niños que duermen poco.

Tal vez sea porque esa amenaza nunca se cumplió, aprendimos a no temerle; por lo que cuando alguien es temeroso y presenta obstáculos por todas partes, un humorístico ¡Uh, que viene el Coco!  suele servir de conclusión entre risas para hacerle ver que son sus miedos y no la realidad los que presentan los problemas.


Se trata de fantasmas o amenazas infantiles como la de el hombre del saco, o el sacamantecas, relacionados con ciertos sucesos macabros de rapto y muerte de niños, que aprendimos a respetar, pero no a temer, enseñándonos que no toda la gente es buena y que no hay que confiar en extraños.

Aunque suene muy parecido, nada tiene que ver con el "¡Que viene el lobo!" , famoso cuento probablemente conocido por todos, en el que el pastorcillo asusta a sus vecinos con la falsa amenaza hasta que un día, gritándolo por ser cierto, nadie acude en su ayuda.

.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Tratándose de literatura infantil, es incuestionable mencionar a la genial escritora "Gloria Fuertes", que usa esta amenaza mediante  un original juego de palabras en la Nana al niño que nació muerto, recogida en sus "Obras incompletas".

Original persona pequeñita
que al contrario de todos
no has nacido.
Vívete, niño, vívete
que viene el Coco
y se lleva a los niños
que viven poco.
Late un momento rey
-la madre dice-
deja que me dé tiempo
a que te bautice.
Te iba a poner Tomás,
y ya te vas.
¿Para qué habrás venido
sin más ni más?
¡Qué frío tienes hijo
sin un temblor,
creo que dentro estabas
mucho mejor!
-en el lago de llanto
de tu madre
jugabas en la orilla...-
¡Que el demonio se lleve
tu canastilla!

-Tiene ojos de listo,
es un pequeño sabio,
-y otra vecina dijo:
de buena se ha librado.
Pequeño criminal
dulce adversario
-sin nacer ni morir
a tu madre has matado-,
mientras tú,
mi niño diferente
ni blanco ni negro
mientras tú
échate un sueño largo
mi niño azul.

Ejercicio propuesto:

Quizás, además de comentarlo como poema, sería interesante el estudio de expresiones como "venir sin más ni más", " ¡que el demonio (diablo) se (te) lleve!" "librarse de una buena"...

jueves, 29 de junio de 2017

¡Que hay ropa tendida!


.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
 
Ayer mismo recordamos esta expresión en un diálogo a raíz de esta foto del Madrid actual en el que aún lucen tendederos de pared a pared entre edificios vecinos.
 
Foto de Cheijob Acevedo Sangrone
Y es que precisamente de ahí viene esta expresión: En las corralas(1) de vecinos o patios comunes era difícil sustraerse a las miradas y a los oídos atentos. Todos sabían de todos. Así que había que "andar con mil ojos" (asegurarse bien) cuando se trataba de algo que no querían que se supiese, pues siempre estaba la hacendosa (2) vecina o vecinas dispuestas a tender, dar vuelta a la ropa, comprobar si estaba seca, o recogerla, "casualmente" en el momento en que había alguien o algo interesante que husmear o cotillear.
También podía ser una señal entre "tortolitos" para avisar (normalmente al pretendiente masculino que visitaba o "rondaba" la casa de su enamorada) de que el camino no estaba libre para estar solos.
De ahí viene y hoy en día, aunque en distintas circunstancias, mantiene el mismo significado: no hablar delante de quien no interesa que oiga, sea por guardar un secreto, porque el tema no sea adecuado si hay niños, etc...
 
Definiciones tomadas de la RAE:
(1) Corrala.- En Madrid especialmente, casa de vecindad antigua constituida por viviendas de reducidas dimensiones a las que se accede por puertas situadas en galerías o corredores que dan a un gran patio interior.
(2) Hacendosa.- Solícita y diligente en las faenas domésticas.
*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Vemos aquí distintos sinónimos de enamorados y formas de "pelar la pava". ¿Buscamos costumbres tradicionales en ese sentido retratadas en obras inmortales como La Celestina, Los amantes de Teruel, Romeo y Julieta u otras que seguramente saldrán a relucir en clase?

jueves, 1 de junio de 2017

Por un oído me entra y por el otro me sale

.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Refrán que cobró actualidad porque ha aparecido ampliamente en titulares, al  haber sido la contestación de Cristiano Ronaldo al ser preguntado acerca de los abucheos que recibe cuando el Real Madrid juega en campo contrario.
 Desgraciadamente, en esta España de nuestros días, parece que sólo sea interesante lo que tenga que ver con el "deporte-rey" que tan jugosos beneficios da a quienes de ello viven.

Pues bien, esta sentencia implica claramente un desprecio. Y esta acción imposible, porque los oídos reciben pero no expulsan el sonido, viene a indicar lo que muchos ya sabemos: no es lo mismo oír que escuchar (atender a lo que se oye), no hay mayor desprecio que no hacer aprecio y, sobre todo, y de ahí viene su significado despectivo, se aplica el "a palabras necias, oídos sordos".

En cambio, el mismo refrán, con solo cambiarle el pronombre a "le", queda: "¡Por un oído le entra y por otro le sale!",  y se convierte en una recriminación o queja de quien está hablando y nota que no es escuchado ni atendido (por ejemplo, el profesor en clase).

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Entrar/salir, dar/recibir, entregar/recoger, comprar/vender... son antónimos complementarios, pues no se da uno si no existe el otro. Es decir, en el caso de los verbos, son acciones simultáneas (que se producen a la vez). El amplio caudal léxico del español está lleno de relaciones de este tipo... busquémoslas.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

viernes, 19 de mayo de 2017

Por la boca muere el pez


Efectivamente sabemos todos, aunque no seamos pescadores, que es al "morder el anzuelo" (expresión usada ampliamente para indicar que se ha caído en un engaño) cuando el pez es atrapado.
Ya hablaremos de esta expresión más extensamente.

Con este símil, en el que el pez cae voluntariamente por la boca, se nos aconseja lo que tantas otras veces: prudencia al hablar, porque ...

"Bien sabe quien sabe callar", "En boca cerrada no entran moscas", "El hombre es esclavo de lo que dice y dueño de lo que calla", etc.,etc.

Sin embargo, tenemos en nuestra discografía española reciente, dos muestras (quizás más) en las que se juega con este dicho para indicar que también por la boca puede matar o vivir el pez.
Son éstas:

"Lía" cantada por Ana Belén. http://www.youtube.com/watch?v=CnvHu1TaaK4

Respirando en el vacío aprenderé/ Cómo por la boca muere y mata el pez.

Y Fito & Fitipaldis "Por la boca vive el pez" http://www.youtube.com/watch?v=eogE0weWNpk

Alguien dijo alguna vez/ por la boca vive el pez/ y yo lo estoy diciendo,/te lo estoy diciendo otra vez.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Son metáforas, juegos de palabras que muestran cómo el acerbo popular es propiedad de todos, enriquecido y adaptado desde sus orígenes a las nuevas épocas y tendencias y, de ese modo, continuar vigente en la memoria colectiva.

Ejercicio propuesto: Al igual que sucede con el pez en este caso, hay animales que pasan a ser representación de cualidades humanas: ser un lince...un lobo...un águila...un zorro...un gallito... ¿Los repasamos a ver cuántos recordamos?

jueves, 11 de mayo de 2017

Por el humo se sabe dónde está el fuego


.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Siguiendo con la significación de refranes citados en  el libro "Refrán en mano. De abuelos a nietos", apareció éste con relación al dicho "Por el hilo se saca el ovillo", dado que vienen a significar lo mismo: por la parte, por un detalle, se puede llegar al "todo", o al origen de un problema o situación.

Muchas son las variantes de este refrán que, usando causa y efecto, se refiere también al terreno de los sentimientos. Citamos, por ejemplo:

Fuego sin humo puede haber; pero humo sin fuego, no puede ser.
Donde no hay fuego ninguno, no sale humo.
Donde fuego se hace, humo sale.
Donde hubo fuego, cenizas quedan (rescoldos quedan).

Indicando todos ellos, además de la significación ya indicada, que en habiendo pasión (fuego) no sólo no hay manera de disimularlo, sino que siempre quedará algo como consecuencia.


.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Una preciosa romanza de nuestra españolísima zarzuela comienza precisamente con esta sentencia. Se trata de "Doña Francisquita", de Amadeo Vives, que dice:



Por el humo se sabe
donde está el fuego;
del humo del cariño
nacen los celos:
Son mosquitos que vuelan
junto al que duerme
y zumbando le obligan
a que despierte.

¡Si yo lograra,
de verdad para siempre,
dormir el alma!

Ejercicio-propuesto: Tal y como sucede con el humo-fuego, hay muchos sustantivos que se relacionan como causa (origen) - efecto (consecuencia) como fuego-humo, calor-vapor (o sudor), frío-hielo...
Practiquemos nuestro vocabulario :)

domingo, 30 de abril de 2017

Por el hilo se saca el ovillo

*.*.*.*.*.

Como se nos cuenta en el Mito de Ariadna, hija del rey Minos, su padre tenía encerrado en un laberinto, construido por Dédalo, al Minotauro (1), a quien había que alimentar con gente ateniense cada nueve años.
Teseo decide entrar y acabar con el Minotauro, pero el laberinto era tan complicado que no se podía salir. Ariadna, enamorada de él, le regala un ovillo (2) y una espada mágica. Teseo ata un extremo del hilo en la entrada y va desenredando el ovillo mientras camina por el laberinto. Con esta estratagema, logra liberarse tras acabar con el terrible ser, pues siguiendo el hilo encontró la salida.
Del mismo modo, pero a la inversa y en sentido general, la sentencia nos recuerda que, al igual que "por el humo se sabe donde está el fuego", tomando un punto de partida correcto, se puede desentrañar un problema o resolver un enigma. Cosa que saben bien los buenos investigadores.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
(1) Monstruo con cabeza de toro y cuerpo de hombre, fruto ilegítimo de los amores de Pasifae, mujer de Minos, con un toro de Poseidón, dios de los mares.
(2) Bola o lío que se forma devanando hilo de lino, algodón, seda, lana, etc.

 El mito del Minotauro contado para niños:


Mito, leyenda, fábula, cuento... una magnífica oportunidad de trabajar con nuestros alumnos sus parecidos y diferencias e incluso animarlos a encontrar más o hacer algunos propios (leyendas urbanas).