martes, 4 de agosto de 2015

"A pan de quince días, hambre de tres semanas" (a buen hambre...)


"A pan de quince días, hambre de tres semanas" (A buen hambre no hay pan duro).



.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.



 ¿Sabéis que con harina y agua se hace el "engrudo", que sirve de pegamento por su consistencia? Una vez sólido es difícil de disgregar, aunque sea fácilmente soluble al agua. 
Consistiendo su masa en lo mismo: harina, agua, sal y levadura, imaginémonos cómo puede estar de duro un pan de quince días...  en el mejor de los casos, correoso y difícil de morder. Pero nada hay que no tenga solución y basta  trocearlo y mojarlo (hacer sopas) para poderlo comer como si del mejor manjar se tratase.
Sinónimo de "A buen hambre no hay pan duro", ningún  asco hará a ese pan quien tiene hambre... de tres semanas o del tiempo que sea.
A nadie debería faltar nunca algo que llevarse a la boca, algo con qué alimentarse. Y situaciones como ésta, de hambre y necesidad, que pueden recordar (como testigos directos) los padres de nuestros padres tras la Guerra Civil española y la segunda Guerra Mundial, persiste desgraciadamente en nuestros días.

Mejor que dar pescado, es dar una caña y enseñar a pescar, dice otra de nuestras sentencias... pero mientras dura ese proceso de aprendizaje, recordemos a esos necesitados y pensemos en la cantidad de comida que derrochamos y tiramos.

.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.


Cuando hay hambre hay tristeza, desesperación, una enorme impotencia... Niños con barrigas infladas rellenas del aire, de la necesidad, que deforman sus cuerpos; embarazos inusitados en seres esqueléticos que abren al mundo unos ojos grandes, impresionantes, que nos miran fijamente y preguntan: ¿Por qué?
Chusa no podía responder a esa pregunta, pero sí ser consciente de la injusticia, de la paradoja: sólo unos bloques separaban la necesidad del derroche; la pobreza, de la abundancia; el ayuno obligado, del hartazgo; la abstinencia, de la gula. Algo había que hacer y ella iba a intentar hacerlo. ("Vertedero", de M.A. Navarro)

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Ejercicio propuesto: De hambre-hambruna, hambriento, etc.; de harto-hartura. 
Ayuno, dieta, banquete... Muchas son las palabras relacionadas con el acto de comer o la falta de comida. ¿Las buscamos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Un saludo.