miércoles, 12 de agosto de 2015

"Cada cosa a su tiempo, y un tiempo para cada cosa"





.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
mariannavarro.net.Refranes
 Como tantas otras expresiones, ésta puede tener varios modos de ser entendida:

La primera interpretación podría ceñirse a la organización de las actividades cotidianas, aconsejando la necesidad del orden y la planificación en el trabajo, de modo que cada tarea esté hecha a tiempo habiéndole dedicado el necesario para un buen resultado.

Ya hemos visto en otras ocasiones dichos contra las prisas : hay que emplear en cada actividad el tiempo que necesita pues, como el arroz, puede estar duro si se retira antes o 'pasarse' si cuece de más.

Pero esto puede ser llevado a un plano más general: el de la propia vida.

La juventud arrolla, es impetuosa y atrevida; puede con todo y a todo se atreve. Pero hay vivencias para las que puede no estar preparada y el adelantarlas puede tener - está demostrado que, de hecho, las tiene- , repercusiones en el desarrollo posterior.

El equilibrio es fundamental para un desarrollo óptimo físico y mental y el adelantar acontecimientos, como pueda ser trabajar cuando es tiempo de juegos o una temprana incursión en la sexualidad (por poner dos ejemplos cercanos) imprimirán huellas indelebles en el carácter de la persona adulta.

Naturalmente, sucede lo mismo a la inversa cuando, ya perdidas o mermadas muchas de las facultades físicas, la persona se empeña en actuar con las fuerzas y actividades de la juventud.

Aunque sea del todo frecuente escuchar "que nos quiten lo bailado", no está de más tener presente el consejo: lo que es pan para hoy, puede ser hambre para mañana.

"Más vale refrán en mano... (De abuelos a nietos)"  http://blog.mariannavarro.net/refranes/de.abuelos.a.nietos.html
.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

No es ninguna obra de arte especial, pero me ha venido a la memoria con ternura el recuerdo de las películas "Del rosa al amarillo", de Manuel Summers, que retrata dos historias de amor: la de unos adolescentes en verano y la de una pareja de ancianos en una residencia; y su continuación en "Adiós, cigüeña, adiós".

 .*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

 Ejercicio propuesto: El retruécano (cambio del orden de palabras de una frase para formar otra junto a ella) es un recurso bastante utilizado en la lengua cotidiana; aunque pase desapercibido como tal, se usa en chistes como:
No es lo mismo "la calle conde del asalto" que "un conde dando saltos por la calle"... 
Seguro que haciendo memoria recordáis juegos de palabras de este tipo.
¿Vamos allá?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Un saludo.