domingo, 9 de agosto de 2015

El amor es ciego

Hablamos del amor de pareja, claro. Y el refrán se refiere más a sus efectos, que al dios de la mitología griega Eros; o latina, Cupido.

Como sabemos, se le representa como un rollizo angelote dispuesto a lanzar su flecha en el corazón de su víctima en el momento y lugar menos pensados...
Pues bien, es ciego porque no se ve a la persona amada con los mismos ojos que los demás, porque sus defectos desaparecen, y con alas, porque no encuentra obstáculos y todo le parece más fácil.
La leyenda clásica (según Wikipedia) cuenta que Psique era la menor y más hermosa de tres hermanas, hijas de un rey de Anatolia. Afrodita, celosa de su belleza, envió a su hijo Eros (Cupido) para que le lanzara una flecha que la haría enamorarse del hombre más horrible y ruin que encontrase. Sin embargo, Eros se enamoró de ella y lanzó la flecha al mar; cuando Psique se durmió, se la llevó volando hasta su palacio.
Para evitar la ira de su madre, una vez que tiene a Psique en su palacio, Eros se presenta siempre de noche, en la oscuridad, y prohíbe a Psique cualquier indagación sobre su identidad. Cada noche, en la oscuridad, se amaban. Una noche, Psique le contó a su amado que echaba de menos a sus hermanas y quería verlas. Eros aceptó, pero también le advirtió que sus hermanas querrían acabar con su dicha. A la mañana siguiente, Psique estuvo con sus hermanas, que le preguntaron, envidiosas, quién era su maravilloso marido. Psique, incapaz de explicarles cómo era su marido, puesto que no le había visto, titubeó y les contó que era un joven que estaba de caza, pero acabó confesando la verdad: que realmente no sabía quién era. Así, las hermanas de Psique la convencieron para que en mitad de la noche encendiera una lámpara y observara a su amado, asegurándole que sólo un monstruo querría ocultar su verdadera apariencia. Psique les hace caso y enciende una lámpara para ver a su marido. Una gota de aceite hirviendo cae sobre la cara de Eros dormido, que despierta y abandona, decepcionado, a su amante.
Psique tuvo que pasar muchas pruebas para recuperar el amor de Eros, cosa que consiguió; y tuvieron una hija, Placer (Volutas en griego).

"Más vale refrán en mano... (De abuelos a nietos)"  http://blog.mariannavarro.net/refranes/de.abuelos.a.nietos.html

Para explicaciones más modernas, el cuento "Los sentimientos juegan al escondite" de Benedetti, narrado en este vídeo:

Ejercicio propuesto:
Aprovechemos para ampliar el vocabulario hablando de los sentimientos que aparecen aquí (y de los que no) y sobre sus cualidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Un saludo.