viernes, 29 de abril de 2016

"Haz lo que digo, pero no lo que hago"



Este refrán, citado en "Más vale refrán en mano. De abuelos a nietos" con relación al de "No entra en misa la campana y a todos llama", nos muestra una costumbre muy habitual en el ser humano: aconsejar a otros lo que han de hacer, siendo él el primero en no seguir aquello que aconseja. Es decir, como recoge otro dicho: "Consejos vendo que para mí no tengo".
Hay una coplilla popular que dice:
"El señor cura no baila
 porque tiene la corona,
¡baile, baile, señor cura,
que Dios todo lo perdona!"
Y la he recordado porque ha sido y es muy importante "predicar con el ejemplo" para tener credibilidad e inspirar confianza en los demás.
Lo malo de eso es que otros refranes también comentados como: "la mujer del César no solo tiene que serlo sino parecerlo" o "lobo con piel de cordero" nos previenen sobre aquellos que presentan dos caras: lo que quieren que vean los demás y lo que realmente son.
En fin, concluyendo y volviendo a nuestra frase inicial: aconsejar es fácil, pero... "del dicho al hecho, hay gran trecho (1)". ¿No os parece?
.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
Ganadora del premio Edebé 2010, Maite Carranza en su obra "Palabras envenenadas" trata sobre el abuso de menores.
¿Qué pasó con Bárbara Molina? Nunca se encontró su cuerpo ni se consiguieron pruebas para detener a ningún culpable. Una llamada a un móvil pone patas arriba el destino de muchas personas: el de un policía a punto de jubilarse, el de una madre que ha perdido la esperanza de encontrar a su hija desaparecida, el de una chica que traicionó a su mejor amiga. Palabras envenenadas es una crónica de un día trepidante, vivido a contrarreloj y protagonizado por tres personas cercanas a Bárbara Molina, desaparecida misteriosa y violentamente cuando tenía quince años. Un enigma que, después de cuatro años sin resolverse, va a verse sacudido por nuevas claves. A veces, la verdad permanece oculta en la oscuridad y sólo se ilumina al abrir una ventana.
Una historia de mentiras, secretos, engaños y falsas apariencias que pone el dedo en la llaga sobre mitos incuestionables. Un relato escalofriante que disecciona la hipocresía de la sociedad española moderna. Una denuncia valiente de los abusos sexuales infantiles, sus devastadoras consecuencias y su invisibilidad en este mundo bienpensante nuestro.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
(1) trecho.- Espacio, distancia de lugar o tiempo.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Ejercicio propuesto:  
Analizar  términos como hipocresía, falsedad, aparentar, etc., frente a sinceridad, ir de frente, ser tal cual, etc. Es decir, términos referentes al comportamiento humano.

viernes, 22 de abril de 2016

" Hasta el cuarenta de Mayo, no te quites el sayo "


.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
mariannavarro.net.Refranes
 
De nuevo nos ha engañado la climatología trayéndonos unos breves días de sol, como si de un veranillo de San Martín(1)  se tratara, para castigarnos con otra súbita bajada de temperatura, con lo que nos vemos rodeados, entre resfriados y alergias, de toses y pañuelos.
 
Es obvio que el tiempo está cambiando, lo que no sé es dónde queda ese calentamiento del que tanto se habla , pues a la que aquí escribe, que es sumamente friolera y gusta más del calor, le da la sensación de que nunca ha pasado tanto frío en meses habitualmente  templados.
 
Pero luego llegan refranes como éste, desmintiendo en parte la alarma, que nos avisa de que nos mantengamos abrigados "hasta el cuarenta de Mayo".
 
Hacemos repaso a la coplilla que nos recuerda:
 
 "Treinta días tiene Noviembre, con Abril, Junio y Septiembre, y los demás treinta y uno, menos Febrero mocho, que trae veintiocho"  y concluimos  que nuestro refranero nos lleva hasta casi mediados de Junio para estar seguros de que el tiempo será bueno (31 días de mayo + 9 de junio= 40 de mayo).
 
Como ya vimos en "Hacer de su capa un sayo", esta prenda de vestir holgada y sin botones que llegaba hasta la rodilla, se colocaba por encima de la camisa en un a modo de chaleco con o sin mangas.
 
Por tanto, dejaremos pasar un tiempo antes de vaciar el armario de la ropa de abrigo, no vaya a ser que lo que quiere ahorrarse la sanidad en los fumadores, se invierta, cuadruplicado, entre las alergias y las gripes.
 
.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Ejercicio propuesto: Encontramos hoy en nuestra exposición una variada muestra de los llamados "numerales" (adjetivos y pronombres)... ¿Cuándo se escriben juntos y cuándo separados? ¿Cuándo es correcto escribirlo en número o hay que hacerlo en letra? ¿Cómo se nombran los ordinales y fraccionarios?
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

(1) Veranillo de San Miguel (santo del 29 de Septiembre) o el de San Martín (con festividad el 11 de Noviembre), conocido también como "Veranillo del membrillo", es como se denomina a un periodo de días buenos tras el comienzo de las bajadas de temperatura en otoño. A partir de él, el tiempo será ya cada vez más frío hasta el inicio de la primavera.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

martes, 12 de abril de 2016

"Hacer los ojos chiribitas"




¿Alguien no ha oído o dicho en alguna ocasión una expresión similar a: "Mírale, le hacen los ojos chiribitas"?

Como de costumbre, buscamos la ayuda de nuestro amigo el Diccionario de la RAE, y vemos:

chiribita .- En su significado 4. f. pl. coloq. Partículas que, vagando en el interior de los ojos, ofuscan la vista.

echar chiribitas. 1. loc. verb. coloq. echar chispas (1).

hacer, o hacerle, a alguien chiribitas los ojos.

1. locs. verbs. Ver, por efecto de un golpe y por breve tiempo, multitud de chispas movibles delante de los ojos.
2. locs. verbs. Expresar en la mirada la ilusión de que algo deseado va a suceder pronto.

Y es que ante una emoción, los ojos se humedecen por reacción natural. Entonces reflejan la luz y brillan como chispeando (sí, como cuando llueve en pequeñas dosis o iluminándose con chispas).

Vemos en la definición que si el motivo es el enfado usamos el echar chispas, como rescoldos en una hoguera, mientras que si es motivado por una ilusión o alegría, es entonces cuando le hacen los ojos chiribitas y se iluminan como minúsculos fuegos artificiales.

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

(1).- chispa. (Voz onomatopéyica).
1. f. Partícula encendida que salta de la lumbre, del hierro herido por el pedernal, etc.
2. f. Gota de lluvia menuda y escasa.
3. f. Partícula de cualquier cosa. No le dieron ni una chispa de pan. Saltó de la sartén una chispa de aceite.
4. f. Porción mínima de algo. U. m. con neg. No corre una chispa de aire.

 .*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Ejercicios propuestos: pavesas, ascuas, chispas... el vocabulario relacionado con el fuego en una hoguera o chimenea es muy amplio y sorprendente. ¿Lo buscamos?

jueves, 7 de abril de 2016

Hacer las cosas sin ton ni son.

  
.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Todos lo hemos oído o utilizado más de una vez,  al igual que "sin orden ni concierto"...

Y es que el origen es el mismo: la musicalidad y la compenetración necesaria en una orquesta para que suene con sentido.


Ton, apócope de "tono" y son, de "sonido" nos recuerdan que hasta para comportarse hace falta ser consecuente, seguir unas pautas y no desbarrar (1).

Oímos también la de "baila al son que le tocan", que indica falta de personalidad, pero eso ya es harina de otro costal :)

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

(1) Según RAE.es:
desbarrar1.
(Del ant. desbarar, disparatar).
1. intr. Deslizarse, escurrirse.
2. intr. Discurrir fuera de razón.
3. intr. Errar en lo que se dice o hace.

Ejercicio propuesto: revisar los apócopes de palabras como santa/señorita, doctor/director, etc.

viernes, 1 de abril de 2016

Hablemos de "prendas" : jugar a las prendas o pagar prenda.


.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

mariannavarro.net.RefranesEstaba disfrutando con mis alumnos del famoso juego coreado con el "Antón Pirulero"(1), mientras repasábamos vocabulario al elegir los oficios y cada vez que alguien debía "pagar prenda".
 
Recordando nuestros dichos populares, observamos que son varias las frases que hablan de prendas y de algunas de ellas hablaremos en esta ocasión.
 
 Comenzamos, como tantas otras veces, buscando la definición de "prenda" que además de vestido y calzado, es cada uno de los componentes del ajuar y mobiliario de una casa y las virtudes que una persona posee. Y entonces entendemos mejor el sentido de expresiones como:
 
"Pagar una prenda ".- Dejar algo en señal, con la obligación de que se ha de rescatar, por lo que es lo mismo que "dejar en prenda ".
 
Tratándose de juegos como el que comentamos, el rescate de la prenda (anillo, chaqueta, zapato, lazo, un libro, etc...) pasa por tareas a cual más ingeniosa, dependiendo de la imaginación de quien 'dirige' el juego (un ejercicio en clase podría ser para rescatar las prendas: recitar poesía, hacer un trabalenguas, cerrar los ojos y describir cómo va vestido alguien, etc...).
 
"No le duelen prendas".- Cuando una persona responde con sus actos ante los demás, como fiel cumplidor de sus obligaciones.
 
Con el mismo sentido positivo tenemos "es persona de muchas prendas" (con muchas virtudes), por lo que es lógico considerar como un piropo el andalucismo "prenda" como adjetivo calificativo: "¡Venga, prenda, dímelo!"
 
"No soltar prenda ".- Cuando alguien se mantiene firme en ocultar lo que sabe  al ser interrogado .
 
Y, cómo no, la referencia obligada a nuestro refranero: "Al buen jugador, no le duelen prendas" o "el buen pagador  no necesita prendas".
 
Lo que sí resulta curioso es que se atribuya el origen del  término "prenda" al latín 'pignora' , en un complicado cuadro evolutivo, cuando se utiliza "pignorar" como "empeñar", pero también como sinónimo de "sisar" o "trampear".
 
.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
(1).-  Antón, Antón, Antón Pirulero
 cada cual, cada cual atienda su juego,
 y el que no lo aprenda
  pagará una prenda.