lunes, 29 de agosto de 2016

Madre no hay más que una...


... y a ti te encontré en la calle", continúa algunas veces.

Y es que, aunque nos dice otro refrán "madre es la que cría, no la que pare", el hecho biológico indiscutible es que sólo una nos ha dado a luz, y esa una es nuestra madre.

Dice nuestro cancionero popular, tan cierto como injusto a veces:
"Los hijos de mi hija, mis nietos son; los de mi hijo, serán o no."

Y si bien es cierto que este dicho que comentamos se circunscribe al mundo de los afectos, al de los cuidados y el desprendimiento que sólo una madre muestra hacia sus hijos, no lo es menos el que la continuación del mismo (y a ti te encontré en la calle) implica el grado de confianza que se puede tener hacia otra persona, aprecio que siempre saldrá perdiendo en dicha comparación.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Muchas y variadas referencias hay en la literatura sobre la figura materna. Destacaré aquí una novela esencial: "La madre", de Máximo Gorki; pero no quiero dejar de señalar esta canción, que siempre me pone los pelos de punta: "Qué te puedo dar", de Víctor Manuel, acerca del tremendo daño que hacen las drogas.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

 Ejercicio propuesto:
Ya que hallamos aquí una: "más que..."  juguemos con los distintos tipos de comparaciones que se pueden dar en castellano.

miércoles, 17 de agosto de 2016

Machacantes del ala

  "Machacantes del ala"
.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
 
Ya he comentado en otras ocasiones que mis hijos, sobre todo el menor -muy "enganchado" también a este tema de las expresiones populares- , me proveen de expresiones que han leído o escuchado recientemente para que les dé la interpretación, si la conozco.

Naturalmente la que esto escribe no es una enciclopedia, pero la curiosidad, las ganas de saber, es la base del conocimiento y en seguida me pongo a indagar para compartirlo aquí.

En cuanto me comentó la expresión, me reí, porque su origen es tan creativo como gracioso y creía que ya apenas se utilizaba. Así que... vamos allá.

Para su explicación, primeramente tenemos que dividir la frase en dos: "machacantes" y "del ala".

Machacantes: Se diría en primer lugar que viene de "machacar", reducir a polvo, y se podría deducir que -al igual que llamamos burlonamente "la dolorosa" a la cuenta que hay que abonar tras un servicio-  se referiría humorísticamente al suplicio que supone desprenderse de ese dinero... Pero aunque pueda ser cierto que a veces "machacan", "te hacen polvo" cuando te dicen lo que hay que pagar, lo cierto es que un machacante, según la definición de la RAE, es:
1. m. Soldado destinado al servicio de un superior. 
 2. m. coloq. Moneda de plata de cinco pesetas.

Así que, como veis, ya vamos entrando en situación:
Se trata de dinero, monedas que a principios del siglo XX podían llevarse en el bolsillo, pero con un valor alto. Quizás podría ser equivalente a los 50 euros de ahora.

¿Y "del ala"? 

Aquí, una vez más, la imaginación creativa popular hace burlonamente de las suyas... y es que la cartera se suele (se solía) llevar en un bolsillo interior de la chaqueta, por lo que hay que levantar el brazo para dejar al descubierto dicho bolsillo y poder extraer la cartera con la otra mano.
Es decir, el brazo adopta la misma posición que un ala.
Curioso, ¿verdad?

miércoles, 3 de agosto de 2016

La mancha de mora, con otra verde se quita.



o, "Lo que tiñe la mora, otra verde la decolora"

De nuevo un refrán que va "más allá" de lo que dice, pues aparentemente y ciñéndonos a su contenido parece ser una receta de quitamanchas... y quien lo haya probado sabe que no limpia,  simplemente se sustituye una mancha con otra.

 La mora, fruto del moral, de la familia de la frambuesa y la fresa, tiene un aspecto bulboso y granulado de color rojo fuerte, morado, casi negro, cuando está madura.

 Crece en setos espinosos y es muy fácil encontrarla silvestre en zonas húmedas como ríos y lagos. Todos conocemos, creo, su sabor algo ácido, por lo que se emplea en licores, mermeladas y tartas.

Visto esto, alrededor del contexto literal de nuestro refrán de hoy, nos trasladamos al sentido figurado para encontrar su verdadero significado:

Cuando algo va mal, siempre se puede volver a empezar o, dicho de otro modo, cuando se pierde una ilusión, hay que buscar una nueva (verde).

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Clases particulares online y ayuda en trabajos universitarios. 
¡Infórmate! Correo: info@mariannavarro.net    Web: http://mariannavarro.net/
 .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Ejercicio propuesto:  Buscar una lista de plantas que, como la mora, sean utilizadas para repostería y licores (endrina, tojo, etc).

 *-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*