miércoles, 28 de diciembre de 2016

Ni chicha, ni limoná (limonada)

Expresión muy corriente para indicar que algo o alguien no es ni una cosa ni la otra, o que no es lo que se esperaba; se usa, por tanto, en términos despreciativos.
El origen de la expresión podemos hallarlo, como hacemos siempre, en la definición que la RAE hace de chicha1.
1. f. coloq. Carne comestible.
 De esta acepción vendrían también expresiones como "chichinabo" (de chicha y nabo) o "tener pocas chichas" (ser muy delgado). Todas peyorativas indicando algo con poco fundamento.
 
Pero hay otra acepción: chicha2.
1. f. Bebida alcohólica que resulta de la fermentación del maíz en agua azucarada, y que se usa en algunos países de América.
2. f. Chile. Bebida que se obtiene de la fermentación del zumo de la uva o de la manzana.
3. f. Cuba. Bebida refrescante preparada con azúcar y cáscaras de piña fresca que se han dejado fermentar en agua dos o tres días.
4. f. Panamá. Refresco hecho con frutas.
7. f. Venezuela. Bebida refrescante hecha con arroz, leche y especias.

 Es decir, un tipo de bebida refrescante, como pueda ser nuestra "limonada". Es entonces cuando adquiere su sentido completo: no es ni chicha (bebida) ni limonada, carece de sabor definido, no es válida.

Y ya que estamos, comentar otra expresión marinera pero corriente también en nuestro léxico: la  calma chicha
chicha3. (Del fr. chiche, escaso). Cuando no corre nada de aire con el que refrescarnos, o con el que avance una embarcación, pero también cuando no sucede nada, cuando domina un silencio inesperado.


.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

En fin, hemos comprobado varias acepciones de una misma palabra, es decir, hay polisemia
Buen momento para descubrir muchas otras palabras que cambian su significado según el contexto (como mesa, cuadra, canto, etc.).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Un saludo.