sábado, 25 de marzo de 2017

Estar para el arrastre

Mi hijo, muy "enganchado" también a este tema del refranero, me viene ayer contando:

"He pasado al lado de la Plaza de Toros de Vista Alegre y he visto que en una de las puertas había un letrero que decía puerta de arrastre... ¿De ahí viene eso de "estar para el arrastre"?

Pues, efectivamente, así es. Son muchos los refranes y frases hechas provenientes del mundo taurino que han calado en el acerbo popular y se han convertido en expresiones por todos utilizadas. Expresiones como:

"¡Vaya día! No he parado ni para comer: estoy para el arrastre"
" Este aparato está para el arrastre, cada vez suena peor "

Y otras similares, nos indican que la persona u objeto en cuestión han perdido todas sus facultades y están sin fuerzas o inservibles.

¿Y de dónde viene? Pues, como decía, se trata del desagradable momento de sacar al toro muerto de la plaza. Unas mulillas, normalmente tan bien enjaezadas (adornadas con jaeces: cintas que se trenzan a las crines de las caballerías)  como las de la imagen, se encargan de arrastrar al toro hasta la puerta correspondiente (puerta de arrastre) que comunica con el desolladero.

Pero tenemos este término también en los pesqueros, pues se trata de una puerta por la que se desplazan las redes con su cargamento de pescado cuando de pesca de arrastre se trata, es decir, la que se realiza con una red que rastrea el fondo arrastrando lo que encuentra en su camino.

En cualquiera de los dos casos, es una práctica destructiva que explica suficientemente el significado y sentido de la expresión.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Ejercicio propuesto: de arrastrar- arrastre, de empujar- empuje, de vender- venta... Son sustantivos procedentes de la acción verbal, muchas veces, del participio (imprimir- imprimido, impreso) ¿Ampliamos nuestro vocabulario? Busquemos más. ;D


sábado, 18 de marzo de 2017

Ojos que no ven, corazón que no siente

Cuántas veces habremos dicho: ¿Pero estás ciego? ¿Es que no lo ves?...

Y lo decimos, naturalmente, en sentido figurado, indicando a alguien, a modo de advertencia o consejo, la existencia de algún engaño o peligro del que no se ha percatado , que no ha visto. Es decir, como tener una venda en los ojos.

La intención es honesta y la advertencia, hecha con la mejor fe, pero puede ser contraproducente, y el descubrimiento de la verdad provocar mayor daño que aquello que se desconoce.

En el terreno de los afectos, que es en el que se mueve esta sentencia, el no ver implica el no sufrir (corazón que no siente) por lo que muchas veces conviene pensar, antes de descorrer el velo, sopesar si esa ceguera es voluntaria, y si el hacerle "ver" supondrá ser peor el remedio que la enfermedad.

¡Cuántos matrimonios o amistades se han mantenido gracias a ese 'no querer ver'!

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Ejercicio propuesto:

Tenemos en esta frase dos ejemplos del uso de la oración de relativo como adyacente en estructura yuxtapuesta , mostrando causa y consecuencia. El grado de adaptación de dichas proposiciones a cualquiera de las funciones adjetivas y sustantivas es ampliamente aprovechado en el refranero ( Quien bien te quiere te hará llorar... Dime con quién andas y te diré quién eres... Donde fueres haz lo que vieres...). Podría ser un buen recurso para repasarlas en clase ¿No os parece?.

jueves, 9 de marzo de 2017

No es trigo limpio


Supongo que a nadie se le escapa que esta expresión tiene su origen en las tareas del campo y principalmente en una que también utilizamos: "pasar la criba".

Porque según nuestro amigo el diccionario de la RAE, cribar consiste en Limpiar el trigo u otra semilla, por medio de la criba, del polvo, tierra, neguilla y demás impurezas.

 Como somos curiosos, seguimos buscando y nos enteramos de que una criba (o cedazo cuando se trata de materiales más finos, como la harina) , según vemos en la imagen, es un Cuero ordenadamente agujereado y fijo en un aro de madera, que sirve para cribar. También se fabrica de plancha metálica con agujeros, o con red de malla de alambre. Con el progreso técnico en las labores del campo, los hay mecánicos.

Bueno, pues ya tenemos el trigo limpio y dispuesto para ser molido sin miedo a encontrar impurezas.

También sabemos que hubo una época en que había que pagar el diezmo (décima parte de la cosecha) al dueño de las tierras. Ese trigo debía tener separado el grano de las espigas (lo que ha dado otra expresión conocida: "separar el grano de la paja") y estar listo para ser llevado al molino.

Por otra parte, y aunque tenga una relación casual con el tema, esa era la diferencia entre el pan blanco y el pan negro, según se hiciera la harina con semillas descascarilladas de trigo o no. Recordamos también el oficio de las espigadoras...

Y así comprendemos cómo se ha llegado a la expresión que nos ocupa: Alguien es "trigo limpio" cuando es de buena ley, de confianza, honrado e incapaz de engañar o traicionar.

 Por tanto, si no podemos confiar en una persona, avisaremos:
- ¡Cuidado, no es trigo limpio!

.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Hemos visto una profesión que hoy en día se realiza solo en países que no utilizan aún maquinaria avanzada: las espigadoras. ¿Os suena de algo en la cultura española? ¿Podríamos recordar otras profesiones en desuso y realizadas normalmente por mujeres?