sábado, 25 de marzo de 2017

Estar para el arrastre

Mi hijo, muy "enganchado" también a este tema del refranero, me viene ayer contando:

"He pasado al lado de la Plaza de Toros de Vista Alegre y he visto que en una de las puertas había un letrero que decía puerta de arrastre... ¿De ahí viene eso de "estar para el arrastre"?

Pues, efectivamente, así es. Son muchos los refranes y frases hechas provenientes del mundo taurino que han calado en el acerbo popular y se han convertido en expresiones por todos utilizadas. Expresiones como:

"¡Vaya día! No he parado ni para comer: estoy para el arrastre"
" Este aparato está para el arrastre, cada vez suena peor "

Y otras similares, nos indican que la persona u objeto en cuestión han perdido todas sus facultades y están sin fuerzas o inservibles.

¿Y de dónde viene? Pues, como decía, se trata del desagradable momento de sacar al toro muerto de la plaza. Unas mulillas, normalmente tan bien enjaezadas (adornadas con jaeces: cintas que se trenzan a las crines de las caballerías)  como las de la imagen, se encargan de arrastrar al toro hasta la puerta correspondiente (puerta de arrastre) que comunica con el desolladero.

Pero tenemos este término también en los pesqueros, pues se trata de una puerta por la que se desplazan las redes con su cargamento de pescado cuando de pesca de arrastre se trata, es decir, la que se realiza con una red que rastrea el fondo arrastrando lo que encuentra en su camino.

En cualquiera de los dos casos, es una práctica destructiva que explica suficientemente el significado y sentido de la expresión.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Ejercicio propuesto: de arrastrar- arrastre, de empujar- empuje, de vender- venta... Son sustantivos procedentes de la acción verbal, muchas veces, del participio (imprimir- imprimido, impreso) ¿Ampliamos nuestro vocabulario? Busquemos más. ;D


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Un saludo.