domingo, 21 de enero de 2018

Perder, tomarse, pasar, dar... tiempo


mariannavarro.net.Refranes
¡Una pena arrepentirse por haber desaprovechado el tiempo!

"Quien tiempo tiene y tiempo atiende, tiempo viene que se arrepiente"

Recogido por el marqués de Santillana en "Refranes que dicen las viejas tras el fuego" y en el "Diccionario de la Lengua castellana por la Real Academia Española", de Vicente Salvá, este dicho viene a expresar lo mismo que "a quién madruga, Dios lo ayuda", o el "más vale pájaro en mano...", es decir:

Quien no aprovecha lo que le viene, en espera de otras ocasiones, tiempo tendrá de arrepentirse.

Vemos, pues, que atiende (atender (1)) tiene aquí el sentido de esperar.

Son muchas las expresiones que hemos visto y veremos acerca del tiempo. Recordemos algunas:

Tomarse su tiempo, perder el tiempo, pasar el tiempo, dar a su tiempo, dar tiempo a, llegar a tiempo, correr el tiempo, tener poco tiempo, tiempo de borrasca o bonanza, malos o buenos tiempos...
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Ejercicios recomendados: Según el nivel de la clase o temas tratados, podemos:
- Hablar del tiempo con ayuda de este vídeo...


- Comentar oralmente o por escrito, individualmente o en equipo, el posible significado de las expresiones con "tiempo" que hemos recopilado ¡y lo comentamos! ;)
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
(1).- Atender.- (Del lat. attendĕre).

1. tr. Esperar o aguardar.
4. intr. Tener en cuenta o en consideración algo.

lunes, 8 de enero de 2018

Quien no tiene padrino, no se bautiza


En los primeros tiempos del cristianismo, el que quería recibir el bautismo debía ser presentado -imitando ritos judíos- por sus propios padres. Fue a partir del 813 (Concilio de Munich) cuando esta figura debía ser ajena al círculo familiar directo y no eran tan sólo testigos.
 En el momento de bautizar al neófito, la misión del padrino o padrinos (padrino y madrina) va algo más allá que la de acompañarle durante la ceremonia: se convierten en unos segundos padres para esa criatura y se comprometen a ayudar a educarla en la fe y cuidar de sus necesidades en el caso de que los padres faltasen.
 Por lo demás, sabemos que hay distintas ceremonias que necesitan de testigos, a los que se llama también "padrinos" (de boda, por ejemplo).
 En resumen, esa figura era tan imprescindible que no habría ceremonia sin ellos. De ahí parte este refrán (citado con relación a "El nombre ni quita ni pone") que muestra la importancia de las buenas referencias y de lo que llamamos un buen enchufe como carta de presentación que abra las puertas al solicitante, sobre todo cuando se busca un trabajo.
 Y es que "en todas partes cuecen habas" y por muy democráticos que hayamos llegado a ser, la cultura de la elección a dedo, de las oposiciones y concursos amañados para dar el puesto o el premio a alguien ya preestablecido, están a la orden del día

.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Seguro que la primera referencia que se nos ha ocurrido es  la genial saga de "El Padrino" de Francis Ford Coppola, 1972 (basada en la novela del estadounidense Mario Puzo, 1969) , pero vamos a destacar la figura de otro padrino: el de Miguel en "El oro de los sueños" de José Mª Merino (primeras páginas). que le embarca en un viaje al mítico mundo de las supuestas riquezas de los indios de Sudamérica.
Y para los profesores, es más que aconsejable esta guía de actividades tras su lectura.