lunes, 25 de junio de 2018

miércoles, 20 de junio de 2018

Ser la repanocha, la repera, la reoca, la releche...


Como comentario en un intercambio entre amigos de Facebook surgió: ¡Somos la releche! Y un amigo argentino reclamó su uso como de hablante sudamericano. Una cosa lleva a la otra y me ha impelido a investigar sobre esta expresión, que suele ir unida a otras como "repera", "reoca", etc. 

A poco que nos fijemos, vemos que todas estas expresiones tienen en común el uso del prefijo re-. Así que recurrimos en primer lugar a nuestro estimado amigo el Diccionario para enterarnos del significado que este morfema añadido ante las palabras (= prefijo), confiere a las mismas.

re-.
(Del lat. re-).
1. pref. Significa 'repetición'. Reconstruir.
2. pref. Significa 'movimiento hacia atrás'. Refluir.
3. pref. Denota 'intensificación'. Recargar.
4. pref. Indica 'oposición' o 'resistencia'. Rechazar. Repugnar. Significa 'negación' o 'inversión del significado simple'. Reprobar. Con adjetivos o adverbios, puede reforzarse el valor de intensificación añadiendo a re- las sílabas -te o -quete. Retebueno. Requetebién.

 Indicar en primer lugar que la última de las expresiones mencionadas 'releche' no se contempla en nuestro diccionario español/castellano. Sin embargo, si usamos "bueno como la leche", no es de extrañar en ese sentido "ser la releche". 
Las demás, coinciden en un mismo significado:
1. Locución verbal coloquial. Usada para calificar algo muy positiva o muy negativamente.

 Y, efectivamente, sabemos todos los que las usamos que son exclamaciones que expresan admiración ante un hecho, aunque las usemos en contextos distintos, pues mientras repera y reoca tienen connotaciones normalmente positivas, en cambio ser la repanocha parece indicar algo divertido, jocoso, estrambótico (1).

  ¿Y qué tiene la panocha (mis disculpas a quienes usan el término con una significación que consideren soez) que no tengan la pera o la oca (animal ya de por sí, también divertido)?

 Veamos de nuevo:
Panocha.- (Del lat. vulg. panucŭla, mazorca, y este del lat. panicŭla, dim. de panus, mazorca de hilo).
1. f. panoja.
2. f. C. Rica. empanada ( masa de pan rellena).
3. f. coloq. Cuba y El Salv. vulva.
4. f. coloq. Cuba. vagina.
 panocho, cha. (De panocha).
1. adj. Mur. Perteneciente o relativo a la huerta de Murcia, en España.
2. m. y f. Habitante de la huerta.
3. m. Habla o lenguaje huertano.

 Intentando relacionarlo con el panocho murciano, e investigando en oficios tradicionalmente practicados por ellos (como el sereno gallego, por ejemplo), hallo el de "recovero", personaje que traía alimentos y a veces correo, ropa, golosinas, etc. en su rudimentario medio de transporte y compraba o los intercambiaba (trueque) por huevos, pieles, gallinas u otros productos que los campesinos tuvieran en exceso. (Definición tomada de http://www.reservadepalabras.org/apadrina-listar.php?palabra=recovero )

 El don del habla para regatear y convencer (y también para enredar y engñar), así como la variedad de su mercancía deberían ser característicos del oficio y bien podría ser -en nuestra humilde opinión- el origen de la expresión "repanocha".

¿Alguna idea más?
 .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
(1) Estrambótico, ca .- 1. adj. coloq. Extravagante, irregular y sin orden.

sábado, 9 de junio de 2018

Separar el grano de la paja

De nuevo las labores del campo sirven a nuestro refranero para darnos un consejo: aprender a distinguir la calidad de la menudencia (1) antes de tomar una decisión.
  
Esta labor, realizada tras la siega de los cereales espigados y granados, no es tan sencilla - o por lo menos no lo era antes de la llegada de las máquinas-, pues una vez cortada la mies, había que trillarla (2) o pisarla con animales para que las hojas y la caña se desmenuzasen dejando caer el grano. Como es lógico suponer, todo quedaba revuelto en un manto a lo largo del sembrado.
  
Aventando ese manto, es decir, lanzando al aire los montones, la paja vuela al menor soplo de aire y el grano cae.

Aunque tanto el grano como la paja son de utilidad, se trata de dar "a cada uno lo suyo" y emplearlo en lo que corresponde, descubriendo lo que realmente se esconde bajo las apariencias o seleccionando lo que más vale entre la mediocridad.
 
Asi que en lenguaje llano esta frase se emplea cuando hay que distinguir quién o qué vale la pena y quién o qué no merece nuestro interés.
  
.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
  
(1).- menudencia:

1. f. Pequeñez de algo.

2. f. Exactitud, esmero y escrupulosidad con que se considera y reconoce algo, sin omitir lo más menudo y leve.

3. f. Cosa de poco aprecio y estimación

 
(2).- trillar:

1. tr. Quebrantar la mies tendida en la era, y separar el grano de la paja.