lunes, 22 de octubre de 2018

Tomar cartas en el asunto

     .*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
Dado que un documento escrito tiene mucha mayor relevancia que cualquier conversación coloquial, oral (recordemos el dicho "Las palabras se las lleva el viento"), y teniendo en cuenta que es habitual pedir demostración escrita ante cualquier reclamación para verificar que lo que se dice es cierto, la expresión que nos ocupa se utiliza para indicar que alguien toma en serio un asunto y se ocupa en solucionarlo con todos los medios a su alcance.
 
Ante la imposibilidad de un acuerdo entre los dos vecinos, el alcalde tomó cartas en el asunto.
 
Esta frase que puede servir de ejemplo, nos indica también que en estos casos lo que era algo privado pasa a terreno más general o público.
 
En conclusión: estas cartas no son las de la baraja, que sí tienen relación con frases como  "tener carta blanca" (1), "jugar bien sus cartas" o "poner las cartas boca arriba", sino los papeles o documentos que convierten en oficial cualquier reclamación o disputa; como sucede también con otras expresiones como "cartas de ciudadanía o de naturaleza" (2), carta de pago, carta magna,  "a carta cabal" (3),  etc.
 
Pero también tenemos que tener en cuenta el terreno de la cartografía , es decir, la elaboración de mapas (cartas astrales, cartas de marear o de navegar, etc.) que puede ser el verdadero origen del término, ya que era habitual en épocas de conquista de nuevos territorios o  de reconquista, que provocaban la expulsión de los antiguos habitantes de los mismos,  repoblarlos con colonos a los que se les daba en propiedad o usufructo unos terrenos. Ante la habitual pendencia entre colonos por el límite de sus parcelas, se hacía necesario tomar las cartas, recurrir a los mapas, para terminar con la discusión.
 
.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
 
(1) ( http://rae.es  ) 1. f. La que se da a una autoridad para que obre discrecionalmente. 3. f. coloq. manos libres ( facultad amplia que se da en un negocio).
(2) 1. f. Der. Concesión discrecional a un extranjero de la nacionalidad de un país sin necesidad de requisitos determinados.
(3) 1. loc. adj. Intachable, completo. Hombre de bien, mujer honrada, a carta cabal.

jueves, 11 de octubre de 2018

Todo es según el color del cristal con que se mira


*.*.*.*.*.
Aparece en el "Hamlet" de Shakespeare, en las "Humoradas" de D. Ramón de Campoamor, que al parecer se inspiró en "El defensor de su agravio", de Agustín Moreto, donde figuran los versos siguientes:

«Que quien por un vidrio mira
que hace algún color distinto
todo cuanto ve con él
está del color del vidrio».


Y dice Campoamor:

"En este mundo traidor,
nada es verdad ni es mentira,
todo es según el color
del cristal con que se mira"


Y es que es cierto que dos personas que han vivido la misma situación pueden explicarla de manera diferente por haber sacado de ello distintas impresiones o conclusiones, o simplemente, como hacen mucho los políticos, las manejan y deforman interesadamente para "llevarlas a su terreno".
 
Así que con este dicho corroboramos lo que muchos sabemos ya: muchas veces es el interés y no la verdad la que nos hace ver las cosas más como queremos que sean que como son.

viernes, 5 de octubre de 2018

Tumbarse / tirarse a la bartola


.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
 
Una frase más que  usamos sin preguntarnos muchas veces de dónde viene hasta que un día te pica la curiosidad y buscas. ¿Por dónde empezar?... ¡Acertásteis! Naturalmente, nuestro amigo el diccionario. Vamos a http://rae.es y dice:
bartola.
(De Bartolo, acort. de Bartolomé).
a la ~.
1. loc. adv. coloq. Descuidando o abandonando el trabajo u otra actividad. Echarse, tumbarse a la bartola.
2. loc. adv. coloq. Despreocupándose, quedando libre de toda inquietud o preocupación.
 
Hasta aquí, bien, más o menos ya sabíamos que significa eso, pero ¿por qué Bartolomé y no otro? De hecho, también he oído expresiones como "¡mira que eres Bartolo!" 
 Así que vuelvo a nuestro amigo y leo: 

bartolear.
(De Bartolo, personaje de historieta).
1. intr. coloq. Chile. haraganear.
  ¡Uy! Un personaje de historieta... Habrá que seguir buscando, pues. Y otra amiga, de la que no siempre te puedes fiar, pero sí a menudo, al buscar "Bartolo, historieta" nos cuenta:
 
Bartolo, as de los vagos fue una serie de historietas creada en 1950 por Palop para la revista "Jaimito"
Bartolo es la encarnación de una cualidad, la vagancia, como lo da a entender su propia iconografía: Postura encorvada, manos en los bolsillos, cigarrillo en los labios, ojos entrecerrados y boina. Todas sus historias narran sus intentos por evitar cualquier tarea y poder seguir durmiendo la siesta.
 
Bueno, pues ¡ya lo tenemos! Así que -como hemos visto con personajes históricos, de zarzuela, de teatro y hasta de canciones- tuvo tal éxito el personaje (como Carpanta para simbolizar al que siempre tiene hambre), que hacer el vago, dejarlo todo para descansar, es hacerlo a la manera de Bartolo, o sea, "a la Bartola".
 
Curioso, ¿verdad?
 
Lástima no haber encontrado una de esas historietas. :(