PayPal

miércoles, 18 de septiembre de 2019

Tener la pelota en su tejado

  En los añorados tiempos en que los niños y niñas podían jugar con la pelota en las calles, era frecuente que en un patadón o un lanzamiento fuerte el balón saliera disparado y aterrizase en una terraza o en el tejado (azotea) del vecino o vecina.

Dependía entonces del mejor o peor humor de la dueña o dueño de la casa el devolver el balón para que pudieran seguir jugando o tener que interrumpir el juego.

Pero siempre había opciones, diálogos, compromisos para conseguir que el juego prosiguiera o, en el peor de los casos, buscarse un aliado e incluso conseguir una nueva pelota.

Esta frase que hemos oído tan tristemente a menudo en estos días a ineptos que a pesar de seguir cobrando sus generosos sueldos no se los han ganado en absoluto, obligan a unas nuevas elecciones... ¡Qué importan los ciudadanos! ¡Qué importa el que se les haya encargado un trabajo que no son capaces de hacer! Como tienen la pelota en su tejado... es decir, como solo son 'los otros' los que tienen esa obligación, hemos visto una vez más un ridículo espectáculo que -seguro- tendrá su repercusión.

A un trabajador que no realiza su trabajo se le despide... ¿no? Pues, eso... Ninguno de nuestros líderes ha cumplido ¿no? Pues, eso...

Echar la culpa a la pelota en el tejado era en juegos de niños.

martes, 10 de septiembre de 2019

Cada oveja con su pareja


.*.*.*.*.*.
Normalmente, al oír este refrán, se asocia la palabra "pareja" al sentido habitual con el que usamos la palabra, es decir, con la figura que elegimos como compañero-a para entrar en relación, formar una familia o convivir.

Pero la palabra "pareja" tiene también el significado de igual o semejante, por lo que en realidad lo que nos comunica es que cada persona debe ir y tratar con sus iguales.

Esta supuesta teoría parece fundamentar y apoyar la existencia de "clases" que no se deben mezclar... Nada más lejos  de su intención, creo, porque lo que nos viene a decir es que las relaciones humanas se basan en el intercambio, en dar y recibir; por lo que ya se trate de estatus económico, social, laboral o intelectual, siempre estará "fuera de lugar" lo mismo un ignorante que pretenda alternar con gente culta por pasar como uno de ellos, que alguien sin recursos pretendiendo alternar con gente rica.

Está claro que quien eso pretenda, está abocado al ridículo, al menosprecio y, probablemente, a la ruina.

Y viceversa: quien teniendo pasa por pobre, es avaro; y quien sabiendo pasa por ignorante, alguna intención oculta tiene.

.*.*.*.*.*.

Los pocillos eran seis: dos rojos, dos negros, dos verdes, y además importados, irrompibles, modernos. Habían llegado como regalo de Enriqueta, en el último cumpleaños de Mariana, y desde ese día el comentario de cajón había sido que podía combinarse la taza de un color con el platillo de otro. "Negro con rojo queda fenomenal", había sido el consejo estético de Enriqueta. Pero Mariana, en un discreto rasgo de independencia, había decidido que cada pocillo sería usado con su plato del mismo color.

"Los pocillos". Benedetti


jueves, 5 de septiembre de 2019

Cada mochuelo a su olivo



 Se usa con el mismo sentido que el dicho de "Cada uno en su casa y Dios en la de todos", puesto que el mochuelo (ave rapaz de la familia de los búhos) suele habitar en los olivos, ya que vive de los insectos, roedores y pequeña fauna que habita el olivar.

Parece que la expresión viene de que cada trabajador tenía un olivo adjudicado para la faena de "varear" y desprender las aceitunas del árbol. 

De ahí viene el consejo: que cada uno debe atender a sus asuntos y saber cuál es su sitio.

También se suele utilizar al dar por terminada una reunión, indicando que cada quién puede regresar a su casa o tarea.

.-.-.-.-.-.-.-.-. 

¿Recordáis más expresiones que aconsejan no meterse en asunto de otros?




sábado, 24 de agosto de 2019

Cada medalla tiene dos caras

.*.*.*.*.*.


En un periodo como éste que atravesamos, brillante en cuanto a éxitos deportivos, sabemos de trofeos y medallas conseguidos por nuestros deportistas... pero como en la cara y la cruz de una moneda, estas medallas son el resultado de un esfuerzo y un afán de superación continuados y, efectivamente, tienen dos caras: la del esfuerzo y trabajo constante para llegar a conseguirlas y la alegría del momento en que la victoria se ha alcanzado. 
 
Por eso, utilizamos esta expresión cuando nos referimos a lo que habrá costado a alguien llegar a conseguir algo, o lo que tendrá que 'pagar' por haberla logrado.
El porqué se habla de  "cara " y  "cruz " al referirnos al anverso y el reverso de las mismas, parece provenir de la Alta Edad Media en la que los escudos tenían dos líneas perpendiculares en el centro, tomando forma de aspa o cruz.
En el anverso, como sucede hoy en día siguiendo la tradición numismática (1), se representaba una imagen simbólica del país - como un monumento, planta o animal característico y representativo-, o el retrato de una divinidad o del gobernante en el momento de acuñación (2) de la moneda) , y en el reverso, una leyenda con su valor.
Aunque esto no suceda en todos los países, sólo tenemos que mirar las monedas del euro para darnos cuenta de que este sistema persiste.
En cuanto a las medallas religiosas, era habitual representar en la  "cara " la imagen objeto de veneración o culto cuya protección se invocase, y en el reverso, la cruz, símbolo del cristianismo.
Vemos, pues, que queda más claro el sentido de frases como  "jugarse (el destino o suerte) a cara o cruz " , es decir, al azar: al resultado de lanzar una moneda al aire y adivinar si caerá por un lado o por el otro.
.*.*.*.*.*.
 (1).- Ciencia referente a las monedas.
(2).- Imprimir y sellar una pieza de metal, por medio de cuño o troquel

miércoles, 14 de agosto de 2019

Cada maestrillo tiene su librillo


No se refiere este refrán sólo al maestro de escuela, que también, sino a todo aquel que educa o enseña.

Procedente de la Edad Media, en que se organizaron las profesiones en "gremios" (1) , el término de "maestro" designaba a quien ostentaba la autoridad por ser quien más sabía acerca de la profesión que agrupaba a los artesanos de la madera (carpinteros), el barro (alfareros), el pan (panaderos), las pieles (bataneros o curtidores), etc...

Todavía los nombres de calles en muchas poblaciones españolas conservan el nombre de los oficios que en ellas se ejercían, ya que, considerados antecedente de los sindicatos, esta agrupación que regulaba quiénes ejercían la profesión, sus precios, las relaciones comerciales con otros gremios, etc., no sólo se administraban conjuntamente, sino que solían coexistir físicamente en un lugar de la ciudad a donde podían acudir y localizarles sin problemas quienes necesitaban de los servicios de uno u otro.

Y también hay oficios en los que permanece el concepto: "maestro armero", "maestro albañil", etc.
Pues bien: El maestro, sobre los oficiales y aprendices, transmitía los saberes según su experiencia, de ahí que cada uno enseñaba "a su manera". Es decir, con su propio librillo.

Y es que, aunque la materia a enseñar sea la misma, no es igual la forma de explicarla. De ahí que con unos maestros se aprenda más que con otros ¿No es cierto?

.*.*.*.*.*.
(1)- Gremio.- 1. m. Corporación formada por los maestros, oficiales y aprendices de una misma profesión u oficio, regida por ordenanzas o estatutos especiales.
2. m. Conjunto de personas que tienen un mismo ejercicio, profesión o estado social.

domingo, 4 de agosto de 2019

¡Cada loco con su tema!



Esto solemos exclamar cuando vemos que en una conversación cada uno va por su lado o empiezan todos a hablar sin escuchar a los demás, enfrascados en aquello que les preocupa o la idea que quieren defender.

En este caso el tema de este loco (loca) es el del refranero (por si no lo habíais notado ;)), y me satisface encontrarlos como fuente de temas de actualidad.

Esto es lo que sucede en esta canción de Serrat, magnífico y admirado cantautor.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Copio la letra, os ofrezco el vídeo y someto a vuestra consideración el hallar los refranes y frases hechas con los que juega el autor.

 https://www.youtube.com/watch?v=BjnzkeRniy0


 
Cada loco con su tema,
contra gustos no hay disputas:
artefactos, bestias, hombres y mujeres,
cada uno es como es,
cada quién es cada cual
y baja las escaleras como quiere.

Pero, puestos a escoger, soy partidario
de las voces de la calle
más que del diccionario,
me privan más los barrios
que el centro de la ciudad
y los artesanos más que la factoría,
la razón que la fuerza,
el instinto que la urbanidad
y un sioux más que el Séptimo de Caballería.

Prefiero los caminos a las fronteras
y una mariposa al Rockefeller Center
y el farero de Capdepera
al vigía de Occidente.

Prefiero querer a poder,
palpar a pisar,
ganar a perder,
besar a reñir,
bailar a desfilar
y disfrutar a medir.

Prefiero volar a correr,
hacer a pensar,
 
amar a querer,
tomar a pedir.

Antes que nada soy
partidario de vivir.

Cada loco con su tema,
que contra gustos no hay ni puede haber disputas:
artefactos, bestias, hombres y mujeres,
cada uno es como es,
cada quién es cada cual
y baja las escaleras como quiere.

Pero, puestos a escoger, prefiero
un buen polvo a un rapapolvo
y un bombero a un bombardero,
crecer a sentar cabeza,
prefiero la carne al metal
y las ventanas a las ventanillas,
un lunar de tu cara
a la Pinacoteca Nacional
y la revolución a las pesadillas.

Prefiero, el tiempo al oro,
la vida al sueño,
el perro al collar,
las nueces al ruido
y al sabio por conocer
a los locos conocidos.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

domingo, 21 de julio de 2019

Buscar tres pies al gato


" Buscarle tres pies al gato "

.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
 
Si pensamos que el gato tiene "patas" y no "pies", tal vez podríamos deducir que el refranero se refiere al final de la pata, almohadillas en donde el animalito esconde sus uñas.

Como la acción de "buscar" requiere de molestar para encontrarlas, es muy probable que a la tercera sea la vencida y recibas un arañazo o, en caso de ser su dueño, el animalito opte por marcharse.

Siempre pensé en ese significado para este dicho que sirve para avisar a alguien de que está complicando mucho un problema y, tratando de encontrar  explicaciones, puede resultar malparado.

Investigando sobre el mismo, aparece tal cual en El Quijote y hay un comentario de Rodríguez Marín en su Edición crítica del Quijote, aclarando que esta frase significa "buscar ocasión de pesadumbre y enojo", y añade: "Más corriente ha sido decir cinco pies, y parece más propio: lo uno, porque hallar tres pies a quien tiene cuatro es cosa fácil y nada ocasionada a pendencias, mientras que hallarle cinco es imposible; y lo otro, porque solía añadirse: y no tiene sino cuatro, y aun esta otra coletilla: no, que son cinco con el rabo".

Otros estudiosos ya citados en anteriores ocasiones, como José Mª Iribarren (El porqué de los dichos), advierte que es un dicho corrompido, ya que el verdadero es buscar cinco pies al gato. Y se basa en que así lo explica Covarrubias en su Tesoro de la Lengua Castellana: "Buscar cinco pies al gato se dice de los que con sofisterías y embustes nos quieren hacer entender lo imposible; nació de que uno quiso probar que la gota(1) del gato era pie" (tomó la pata hinchada como si fueran dos) (2)

Añadido posterior: Leyendo a mi padre esto (ya sabéis que fue él el "culpable" de que iniciara esta sección) estaba mi cuñado escuchando y, al terminar, me hizo una aclaración que considero puede ser relevante para entender mejor el sentido:

Los que crían animales, como era el caso de sus padres, llaman manos a las patas delanteras y pies a las traseras. (Recordemos, por ejemplo, cuando un caballo se pone de manos, es decir, cuando levanta las patas delanteras). Teniendo esto en cuenta, quizás pueda aplicarse mejor la explicación de Covarrubias por la que la pata trasera hinchada por la gota semejara dos... y de ahí, "buscar tres pies al gato" cuando sólo tiene dos.

Sea cual fuere el sentido y expresión original de nuestra sentencia de hoy, coinciden todos en que buscarle tales pies al gato es buscarse complicaciones.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
 
(1).- Gota- 4. f. Med. Enfermedad causada por la acumulación de cristales de ácido úrico en las articulaciones de las extremidades, en las que produce hinchazón muy dolorosa.
 (2).- El paréntesis es mío, por eso lo añado tras las comillas.
 
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Hallamos aquí un ejemplo de verbos en los que el uso del pronominal "se" hace cambiar su significado: buscar algo/buscarse un problema, encontrar algo/encontrarse en apuros; salir de casa/salirse con la suya ... Veamos el porqué de esos cambios.
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.