PayPal

lunes, 25 de junio de 2018

miércoles, 20 de junio de 2018

Ser la repanocha, la repera, la reoca, la releche...


Como comentario en un intercambio entre amigos de Facebook surgió: ¡Somos la releche! Y un amigo argentino reclamó su uso como de hablante sudamericano. Una cosa lleva a la otra y me ha impelido a investigar sobre esta expresión, que suele ir unida a otras como "repera", "reoca", etc. 

A poco que nos fijemos, vemos que todas estas expresiones tienen en común el uso del prefijo re-. Así que recurrimos en primer lugar a nuestro estimado amigo el Diccionario para enterarnos del significado que este morfema añadido ante las palabras (= prefijo), confiere a las mismas.

re-.
(Del lat. re-).
1. pref. Significa 'repetición'. Reconstruir.
2. pref. Significa 'movimiento hacia atrás'. Refluir.
3. pref. Denota 'intensificación'. Recargar.
4. pref. Indica 'oposición' o 'resistencia'. Rechazar. Repugnar. Significa 'negación' o 'inversión del significado simple'. Reprobar. Con adjetivos o adverbios, puede reforzarse el valor de intensificación añadiendo a re- las sílabas -te o -quete. Retebueno. Requetebién.

 Indicar en primer lugar que la última de las expresiones mencionadas 'releche' no se contempla en nuestro diccionario español/castellano. Sin embargo, si usamos "bueno como la leche", no es de extrañar en ese sentido "ser la releche". 
Las demás, coinciden en un mismo significado:
1. Locución verbal coloquial. Usada para calificar algo muy positiva o muy negativamente.

 Y, efectivamente, sabemos todos los que las usamos que son exclamaciones que expresan admiración ante un hecho, aunque las usemos en contextos distintos, pues mientras repera y reoca tienen connotaciones normalmente positivas, en cambio ser la repanocha parece indicar algo divertido, jocoso, estrambótico (1).

  ¿Y qué tiene la panocha (mis disculpas a quienes usan el término con una significación que consideren soez) que no tengan la pera o la oca (animal ya de por sí, también divertido)?

 Veamos de nuevo:
Panocha.- (Del lat. vulg. panucŭla, mazorca, y este del lat. panicŭla, dim. de panus, mazorca de hilo).
1. f. panoja.
2. f. C. Rica. empanada ( masa de pan rellena).
3. f. coloq. Cuba y El Salv. vulva.
4. f. coloq. Cuba. vagina.
 panocho, cha. (De panocha).
1. adj. Mur. Perteneciente o relativo a la huerta de Murcia, en España.
2. m. y f. Habitante de la huerta.
3. m. Habla o lenguaje huertano.

 Intentando relacionarlo con el panocho murciano, e investigando en oficios tradicionalmente practicados por ellos (como el sereno gallego, por ejemplo), hallo el de "recovero", personaje que traía alimentos y a veces correo, ropa, golosinas, etc. en su rudimentario medio de transporte y compraba o los intercambiaba (trueque) por huevos, pieles, gallinas u otros productos que los campesinos tuvieran en exceso. (Definición tomada de http://www.reservadepalabras.org/apadrina-listar.php?palabra=recovero )

 El don del habla para regatear y convencer (y también para enredar y engñar), así como la variedad de su mercancía deberían ser característicos del oficio y bien podría ser -en nuestra humilde opinión- el origen de la expresión "repanocha".

¿Alguna idea más?
 .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
(1) Estrambótico, ca .- 1. adj. coloq. Extravagante, irregular y sin orden.

sábado, 9 de junio de 2018

Separar el grano de la paja

De nuevo las labores del campo sirven a nuestro refranero para darnos un consejo: aprender a distinguir la calidad de la menudencia (1) antes de tomar una decisión.
  
Esta labor, realizada tras la siega de los cereales espigados y granados, no es tan sencilla - o por lo menos no lo era antes de la llegada de las máquinas-, pues una vez cortada la mies, había que trillarla (2) o pisarla con animales para que las hojas y la caña se desmenuzasen dejando caer el grano. Como es lógico suponer, todo quedaba revuelto en un manto a lo largo del sembrado.
  
Aventando ese manto, es decir, lanzando al aire los montones, la paja vuela al menor soplo de aire y el grano cae.

Aunque tanto el grano como la paja son de utilidad, se trata de dar "a cada uno lo suyo" y emplearlo en lo que corresponde, descubriendo lo que realmente se esconde bajo las apariencias o seleccionando lo que más vale entre la mediocridad.
 
Asi que en lenguaje llano esta frase se emplea cuando hay que distinguir quién o qué vale la pena y quién o qué no merece nuestro interés.
  
.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
  
(1).- menudencia:

1. f. Pequeñez de algo.

2. f. Exactitud, esmero y escrupulosidad con que se considera y reconoce algo, sin omitir lo más menudo y leve.

3. f. Cosa de poco aprecio y estimación

 
(2).- trillar:

1. tr. Quebrantar la mies tendida en la era, y separar el grano de la paja.