PayPal

lunes, 29 de abril de 2019

Amar sin padecer, no puede ser



En esto parece ser constante el refranero:

 "Quien bien te quiere, te hará llorar", "Hijo sin dolor, madre sin amor" o como el que ya veremos: "No daña quien quiere, sino quien puede”.
Y es que junto a todo lo bueno que conlleva la palabra "Amor", ésta implica también espíritu de sacrificio y preocupación por la persona amada.
Y solo en ese sentido se habla de padecer; nunca –está claro- sufrir por malos tratos.
Una hermosa definición de este sentimiento es la de este soneto de Lope de Vega, que demuestra conocerlo bien:

Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
satisfecho, ofendido, receloso;
leal, traidor, cobarde y animoso;
no hallar fuera del bien centro y reposo,
                                                mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
                                               enojado, valiente, fugitivo,
                                               olvidar el provecho, amar el daño;
                                              huir el rostro al claro desengaño,
                                             beber veneno por licor suave,
                                                creer que un cielo en un infierno cabe,
                                               dar la vida y el alma a un desengaño;
                                              esto es amor, quien lo probó lo sabe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Un saludo.