PayPal

jueves, 30 de mayo de 2019

A quien cuece y amasa, no hurtes hogaza

 

 No es que el refrán incite a robar a otros, o que sea permisivo a la hora de apropiarse de lo ajeno y lo encuentre negativo sólo en el hecho de robar (hurtar) al gremio de panaderos... 

Como siempre, es una mención figurada que cita a uno de los oficios más duros (hay que madrugar y soportar muy altas temperaturas) que provee de artículos de primera necesidad a todos y que, por estar el panadero pendiente del horno, podía ser víctima más  fácilmente de los "amigos de los ajeno".

Realmente se refiere al hecho de robar a un trabajador el fruto de su trabajo. 

Del mismo modo que "Robar a un ladrón tiene cien años de perdón" , o "De comerciar a robar, poco va" , estaréis de acuerdo en que quitar el fruto de su trabajo a quien gana su sustento a duras penas, es doblemente delito (penal y moral).

 .*.*.*.*.*.

HOGAZA (1)- (Del lat. focacia, t. f. de -cius, cocido al fuego).
1. f. Pan grande que pesa más de dos libras.
2. f. Pan de harina mal cernida, que contiene algo de salvado.

lunes, 20 de mayo de 2019

Ande yo caliente, y ríase la gente


Probablemente el origen de este dicho estuviera en la respuesta de alguien que se hubiera puesto cualquier cosa con tal de no pasar frío, provocando la hilaridad, pero también puede provenir del poema del que hablamos a continuación (difícil saber si el autor recogió ya el dicho de la sabiduría popular).  Luego lo enocntramos en Cervantes y la zarzuela.

Decían los romanos que un pueblo contento era el que tuviera "panem et circenses" (pan y circo), es decir, barriga llena y diversión. Y eso es lo que viene a decir esta sentencia:

Mientras a mí no me falte nada y esté a mi conveniencia, importa poco lo que digan los demás.

 .*.*.*.*.*.

Desde luego, lo que sí sabemos es que viene de antiguo. Veamos cómo lo utiliza Luis de Góngora (s.XVI) :

  Ándeme yo caliente 
Y ríase la gente. 
Traten otros del gobierno
Del mundo y sus monarquías,
Mientras gobiernan mis días
Mantequillas y pan tierno,
Y las mañanas de invierno
Naranjada y aguardiente,
   Y ríase la gente.  
Coma en dorada vajilla
El príncipe mil cuidados,
Cómo píldoras dorados;
Que yo en mi pobre mesilla
Quiero más una morcilla
Que en el asador reviente,  
Y ríase la gente.   
Cuando cubra las montañas
De blanca nieve el enero,
Tenga yo lleno el brasero
De bellotas y castañas,
Y quien las dulces patrañas
Del Rey que rabió (1) me cuente,  
Y ríase la gente.   
Busque muy en hora buena
El mercader nuevos soles; (2)
Yo conchas y caracoles
Entre la menuda arena,
Escuchando a Filomena (3)
Sobre el chopo de la fuente,  
Y ríase la gente.   
Pase a media noche el mar,
Y arda en amorosa llama
Leandro por ver a su Dama;
Que yo más quiero pasar
Del golfo de mi lagar
La blanca o roja corriente (4),  
Y ríase la gente.  
 Pues Amor es tan cruel,
Que de Píramo y su amada
 Hace tálamo (5) una espada,
Do se junten ella y él,
Sea mi Tisbe un pastel, (6)
Y la espada sea mi diente,  
Y ríase la gente.
 ----------------------------------
(1) Cuento popular . Hay una zarzuela del mismo título que, naturalmente, es posterior a Góngora.
(2)  Nombre de moneda
(3)  Naturaleza o nombre poético del ruiseñor
(4)  El vino blanco o tinto
 (5) Lecho, cama
(6) Píramo y Tisbe: Famosos amantes en la Mitología griega y romana

martes, 14 de mayo de 2019

Andar a la sopa boba


.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Un refrán nos lleva a otro y nos encontramos muchos hablando de "sopas": en este caso de una sopa que no lo era realmente porque se trataba del resultado obtenido al  mezclar restos de distintas comidas y que era servida en la Edad Media a los goliardos o sopistas , principalmente estudiantes pobres.
 
Y aunque en un principio esta sopa se daba a cambio de algún trabajo, pasó a generalizarse de modo que "vivir de la sopa boba" vino a significar el vivir sin trabajar; dependiendo de otros, sí, pero sin ninguna preocupación mayor para poder comer que la de poner el plato ("meter el cazo").
 
Podemos escuchar también "andar a la sopa boba" cuando alguien goza de enchufe o posee rentas y vive sin preocupaciones.
 
Nada que ver con la riquísima sopa de "picadillo" que se hace con restos del cocido ni con la "sopa boba" hecha con yuca en la República Dominicana. Insistimos en que se trata de la mezcla de restos de distintos guisos, por lo que podríamos encontrar reunidos en un plato, por ejemplo, unas lentejas con un potaje de judías (alubias secas), los garbanzos de un cocido y unas patatas con carne. No sé qué sabor sería el resultante, pero sin duda sería altamente nutritiva y reparadora. :)
 
.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

lunes, 6 de mayo de 2019

Amores reñidos, son los más queridos




Una vez más nos encontramos con un refrán que aparentemente encierra una paradoja y puede tener varias interpretaciones, aunque la costumbre es entenderlo en su sentido literal y usarlo cuando se ve discutir a dos personas que se quieren.

Pero es que la palabra "reñir", además del significado negativo de pelearse ( aunque vaya con una connotación suave, es decir, "sin llegar la sangre al río") se trata también de  "ejecutar un desafío", con lo cual esta sentencia puede querernos decir:

- Que el pelearse o discutir en una pareja puede ser positivo (cosa lógica, ya que no tienen por qué pensar lo mismo aunque se afirme que "dos que duermen en el mismo colchón se vuelven de la misma opinión"), o bien

- Que los amores que cuesta trabajo conseguir son los que más se valoran.

Aunque en el momento de reflexionar sobre ello no esté muy segura de la verosimilitud de la primera interpretación, porque siempre se ha entendido que la convivencia de dos personas que riñen (discuten)  a menudo puede resultar muy difícil, también es verdad que sólo de ese modo se puede conocer la pareja y llegar a acuerdos que faciliten el que llegue un momento en que se entiendan tan solo con mirarse. Sí estoy totalmente de acuerdo, sin embargo, con la segunda interpretación: somos así, y lo que más cuesta es lo que más se valora (recordemos el dicho "lo que cuesta poco, se valora menos").

En todo caso, lo que sí está claro es que para que la vida en pareja fructifique y se consolide, es necesaria una gran dosis de comprensión y entendimiento; y eso solo se consigue abriéndose al otro-a, siendo cada uno sincero y fiel a sí mismo  y, si es necesario, discutir para llegar a un acuerdo. ¿No os parece?

.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

Son muchos los poemas en los que el "mal de amores" aqueja al poeta y sufre por los desdenes de su amada. Cualquiera de ellos mostraría lo que entendemos por "amor reñido", por lo que traigo a vuestra memoria uno de ellos:

Ojos claros, serenos,
si de un dulce mirar sois alabados,
¿por qué, si me miráis, miráis airados?
Si cuanto más piadosos,
más bellos parecéis a aquel que os mira,
no me miréis con ira,
porque no parezcáis menos hermosos.
¡Ay tormentos rabiosos!
Ojos claros, serenos,
ya que así me miráis, miradme al menos.
Gutierre de Cetina