PayPal

miércoles, 19 de junio de 2019

Andar con pies de plomo



.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.
mariannavarro.net.Refranes
 Investigando "por ahí" vimos que parece ser que el metal más pesado es el  Iridio, pero dado que es complicado trabajar con él, pues se fractura fácilmente, ha sido el plomo el que se ha llevado la fama.

De ahí que el término que hoy nos ocupa signifique andar paso a paso, con mucho cuidado, porque se camina por un terreno resbaladizo o peligroso.

Esto puede decirse tanto en sentido real como figurado, ya que puede usarse, por ejemplo, tanto porque haya nevado o haya hielo, como por entrar en un asunto complicado que puede conllevar riesgos.

Como vimos en el caso de la "cara", es ahora el "pie" el que se lleva la palma por la variedad y cantidad de expresiones que lo usan, y así tenemos:

Creer a pies juntillas (fe ciega),
Tomar al pie de la letra (tal como se indica),
 Estar al pie del cañón (cumplir),
Andar con buen (o mal) pie (comportamiento),
Ir con pie derecho (tener suerte),
Levantarse con el pie izquierdo (mala suerte),
Llevárselo con los pies por delante (muerto),
Dar pie (permitir, ceder el turno),
En pie de guerra (enfadado),
Nacer de pie (afortunado),
No dar pie con bola (no acertar),
No tener pies ni cabeza (sin lógica),
Parar los pies (frenar),
Pies ¿para qué os quiero? (mejor salir huyendo),
Saber de qué pie cojea (conocer sus defectos),
 Ir a pie (andando) ,
Soldados de a pie (infantería), etc...(1)

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.
Como muestras de lo que aquí hablamos , os traigo:
Una adivinanza: ¿Qué es?
Agua y viento son mi alimento / llevo comida y no como/ soy más ligero que el viento/ y más pesado que el plomo.
El famoso soneto de Lope de Vega:
 
UN SONETO ME MANDA HACER VIOLANTE

Un soneto me manda hacer Violante,
que en mi vida me he visto en tal aprieto;
catorce versos dicen que es soneto:
burla burlando van los tres delante.

Yo pensé que no hallara consonante
y estoy a la mitad de otro cuarteto;
mas si me veo en el primer terceto
no hay cosa en los cuartetos que me espante.

Por el primer terceto voy entrando
y parece que entré con pie derecho,
pues fin con este verso le voy dando.

Ya estoy en el segundo, y aún sospecho
que voy los trece versos acabando;
contad si son catorce, y está hecho.
Y este otro soneto de Leopoldo Marechal:
  DE LA CORDURA
Con pie de pluma recorrí tu esfera,
Mundo gracioso del esparcimiento;
Y no fue raro que jugara el viento
Con la mentira de mi primavera.

Dormido el corazón, extraño fuera
Que hubiese dado lumbre y aposento
Al suplicante Amor, cuyo lamento
Llama de noche al corazón y espera.

Si, fría el alma y agobiado el lomo,
Llegué a tu soledad reveladora
Con pie de pluma y corazón de plomo,

¡Deja que un arte más feliz asuma,
Gracioso mundo, y que te busque ahora
Con pie de plomo y corazón de pluma!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar. Un saludo.