PayPal

viernes, 27 de diciembre de 2019

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar



Las barbas han sido en la Historia siempre símbolo de hombría y honradez. Por eso, hechos como "mesar las barbas" o tirar de ellas, representan  siempre una señal de conflicto. 

Por eso, oiremos o leeremos esta frase indicando que si a alguien cercano le sucede algo malo, tengas siempre en cuenta que también te puede pasar a ti. 

Otra acepción -que es la más habitual-  se refiere al hecho de las falsas amistades: Cuando veas que alguien critica a otro, piensa que luego puede tocarte a ti.

Las personas dadas a criticar, lo hacen con todos... así que no son muy de fiar. ¿Por qué te ibas a librar tú?

.*.*.*.*.*.

martes, 17 de diciembre de 2019

Cree el ladrón que todos son de su condición




 Es casi un acto reflejo, de autodefensa para evitar el abuso de confianza, el mostrarse prudente y hasta protegerse antes de "mostrar todas tus cartas" antre los demás; pero puede convertirse en algo enfermizo el generalizar y no relajarse nunca. Somos sociales y necesitamos confiar en los demás, por lo menos en los más cercanos.

Pero lo que en realidad nos recuerda esta sentencia -relacionada con "ver la paja en ojo ajeno y no ver la viga en el propio"- es que muchas veces nuestro miedo consiste simplemente en creer ver en los demás un defecto que en realidad es nuestro como sucede si somos mentirosos, desconfiados, rácanos, interesados, etc...

 .*.*.*.*.*.

lunes, 2 de diciembre de 2019

Consejo de quien bien te quiere, anótalo aunque no lo apruebes



Aunque también se dice en nuestro refranero que "consejo no pedido, consejo mal oído", no cabe duda de que por mucho que confiemos en nosotros mismos y en nuestra capacidad para tomar decisiones, "cuatro ojos ven más que dos" y si en un momento dado (normalmente por la necesidad de tomar una decisión importante o por una tribulación) alguien en quien confiamos nos aconseja, no es necesario reflexionar mucho para pensar que el consejo será dado con la mejor intención y, si es de alguien que nos conoce y quiere, probablemente será de lo más acertado, por lo que es del todo conveniente no hacer oídos sordos y tenerlo en cuenta.

Es cierto que hay mucha gente dada a utilizar la frase: pues yo en tu lugar... (haciendo bueno también el dicho de "consejo vendo y para mí no tengo"), sin tener en cuenta que cada persona es un mundo y aunque en realidad no somos tan diferentes en el fondo, en la forma sí aparecen múltiples variables a la hora de decidir. Es muy complicado ponerse en los zapatos de otra persona.

Pero como "quien tiene un amigo, tiene un tesoro", mejor anotemos lo que nos dice, que lo más seguro es que nos pueda servir.

.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.

"¿No te parece a ti extraño,
no es una cosa muy rara
que un chaval con doce años
lleve tan triste la cara?
Mira que soy perro viejo
y estás demasiao tranquila.
¿Quieres que te dé un consejo?
¡Vigila, mujer, vigila!"